Umbral de rentabilidad

Umbral de rentabilidad

Toda organización empresarial, la cual sea rentable o, tenga como perspectiva ser rentable, debe considerar enérgicamente, realizar los cálculos imperativos para dicho fin. Ser rentable es igual a la salud de un negocio, por ende, todos los cálculos que se hagan en pro de su rentabilidad, son sagrados. Uno de estos cálculos, es el umbral de rentabilidad, también llamado punto de equilibro o, punto muerto.

¿Qué es el umbral de rentabilidad?

La empresa que haya iniciado una producción y la cual, ya haya obtenido beneficios, tendrá una cantidad de datos necesarios. Estos datos, entre otros factores, proporcionarán a las finanzas, el número llamado umbral de rentabilidad. Este se basa en el número mínimo de ventas que se deben realizar del producto, para que el beneficio o las ganancias, sean iguales a cero.

En otras palabras, es el cálculo que se hace para que la inversión total, sea idéntica a las ganancias totales. Valores menores a este número, darán pérdidas a la empresa, en contraste, valores positivos, serán iguales a ganancia.

Rentabilidad financiera

Toda empresa que tenga dividendos positivos, a corto o mediano plazo, ganará accionistas, siempre y cuando tenga panoramas exitosos. Asimismo, una empresa deberá tener un factor fundamental, el cual es la rentabilidad financiera. Más que un concepto, es un cálculo que todo accionista debe considerar, a la hora de comprar e invertir en una empresa.

En este cálculo, se relacionan los beneficios o la rentabilidad que tiene la empresa, junto a los recursos necesarios, para lograr esa rentabilidad. Por sus siglas, en inglés, el ROE o Return on equity, les ofrece a los accionistas un número al cual anclarse, a la hora de establecer una inversión. Visto desde otro punto de vista, es el número positivo que se deduce de la inversión de los accionistas, en pro de los beneficios netos de la empresa.

Rentabilidad contable

Un factor a considerar a la hora de que un inversor maneje una cifra a destinar, es el número que ofrece la rentabilidad contable. Para ello, se debe considerar primero la rentabilidad financiera obtenida con anterioridad. De igual forma, se debe entender que este número, está fijado en un plazo de tiempo finito.

Para poder obtener la rentabilidad contable, se debe obtener el beneficio medio, calculado en el tiempo establecido. Por supuesto, este beneficio debe estar libre de impuestos, junto con cualquier amortización previa. Este número se divide entre el valor bruto del activo, es decir, el valor que tiene el producto en el mercado. Vale destacar que la rentabilidad contable establece números planos que reflejan situaciones puntuales. Un inversor, si bien maneja esta cifra, la considera secundaria e incluso, dependiendo de la situación, muchas veces no la toma en cuenta.

¿Las empresas que tienen ganancias  funcionan correctamente?

Las empresas al llegar a final de mes ven, ingresos menos gastos es un número positivo, entonces perfecto, todos contentos.

Pero no se ponen a analizar todo su negocio dividido en procesos, ejemplo. Creación del producto, envase, almacenaje, transporte, comercialización son unas de las características que cumplen muchas empresas.

Que la empresa gane dinero es sinónimo de que todo va bien, pero… ¿y si la creación del producto, envase, almacenaje y transporte funcionaran extremadamente bien, y la comercialización diera pérdidas porque se está ejecutando de una forma errónea?

Solo se puede saber con la obtención de datos en un CRM, si quieres saber las funcionalidades que tiene pulsa aquí. Todas las grandes empresas quieren asegurarse de seguir siéndolo. Es por ello que las más competitivas lo utilizan.

Cada día más medianas y pequeñas empresas se unen al carro de la automatización. En pocos años será prácticamente obligatorio para aquellas empresas que quieran sobrevivir.

Más información

Comments are closed.
zoholics-2020-barcelona
DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS